domingo, 28 de octubre de 2012

Los pelos de punta

Mis neuronas aceleradas por la amplia sucesión de información recibida,
mi corazón enloquecido por sinsentidos producidos en el tiempo y en el espacio,
mi piernas pedaleando de clase a casa y de casa a clase
rompiendo las horas y el viento que azotan cada día,
mis manos escriben
en papel o sobre un teclado,
mis ojos buscan obsesivamente un lugar apartado
pero al alcance de la mano...
el conocimiento que me permita dar el salto.

Y así el frío no cala
el frío se queda en la superficie de mi piel
aburrida por no dejarse querer,
despuntando el bello que recorre mi cuerpo
punteando mis brazos
piernas
y espalda,
creando en mi nariz una goteante estalactita
enfriando con hielo las yemas de mis dedos.

Pero mi alma no deja de latir
más fuerte si cabe
que el corazón de la madre tierra.






*
 

1 comentario:

  1. Como me gusta haber descubierto tu blog y leer tus escritos

    ResponderEliminar